Páginas vistas en total

martes, 18 de junio de 2013

101


Suena un piano, con una melodía repetitiva, pero que va cambiando de escala, se repite varias veces, comienzan una voces operístiscas que dicen Out, In. La música va increscendo, subiendo de volumen y comienzan los primeros gritos.
La melodía y la voces continúan subiendo de volumen, hasta que de repente, se hace el silencio, solo unos segundo y suenan dos golpes de batería. Comienza a sonar el acompañamiento de Behind The Wheel, la gente grita y las voces de Dave y Martin se funden como si fueran una sola.

Ese es el principio del concierto 101, el concierto que Depeche Mode dieron el 18 de junio de 1988, en el Rose Bowl de Pasadena incluido en el Tour for the Masses.

Recordemos una cosa, hasta Music for the Masses, USA se le había resistido a DM, sencillamente por que no veían una banda de rock. Y para demostrar que eran una banda de rock, llenaron el Rose Bowl. Con este concierto, USA se rindió a DM.

Puede que esto no tenga que ver mucho con mi música, o tal vez si, más de lo que parece.
Hoy hacen 25 años de aquel concierto, veinticinco años de la tormenta que cayó durante la interpretación de Blasphemous Rumours.

Este concierto, editado después en vinilo y casete, y aún más tarde el VHS, fue el que me despertó a la música. Aunque antes ya hacia mis pinitos con algunas cosas, no fue hasta ese momento, cuando salo este doble álbum, cuando de verdad dije, quiero hacer música como ellos.

Recuerdo cuando, de oído intentábamos sacar las notas con los teclados para tocar sus canciones. Pero no, nos salían.
Mis primos, Raúl y Tomas y yo íbamos mucho a Sevilla Rock (cerrada desgraciadamente). Recuerdo que mi primo se compro un disco de DM, y yo iba buscando la casete de 101, pero no la había. Pero aquel día, sin querer me dirigí a la zona de vídeos, que a decir verdad pocas veces visitaba. Y entonces lo vi. Vi la portada que abre este articulo. Costaba 2000 pelas, pero lo compre, una película de un concierto de dos horas, en versión original.

Lo vimos mil veces. vimos como Alan Wilder explicaba como tocaba los acordes y aprendimos directamente de él.
Poco después, un día de ensayo, tocábamos Black Celebration.

Pasaron los años y por fin me compre el 101, pero en CD, que todavía tengo.
Ademas hace pocos años encontré en FNAC el DVD doble de aquel concierto, creo que fue el 20 aniversario.

Lo volví a ver, pero de forma distinta. Y sin duda, lo que más me sorprendió fue en el disco de extras, los vídeos de aquellos jóvenes pipiolos que vieron el concierto en primera fila. que ya no lo eran tanto, como es natural y que cada uno en su estilo, son artistas o colaborados de DM en algún momento.
Depeche Mode me despertaron, más de una vez, a la música, a mi música. Ellos, entre otros, son mi inspiración, tal vez la más fuerte, la más arraigada.

Hoy hace 25 años de aquello. Un día para celebrar la música.



No hay comentarios:

Publicar un comentario